Niños y jóvenes, invitados de honor

La idea de incentivar la lectura en niños y jóvenes es una de las misiones de la Feria Internacional del Libro desde su nacimiento, por ello los pabellones del 11 al 23 están dedicados a ellos, aquellos seres que son quienes deben comenzar a generar este hábito lector. Diferentes actividades y talleres se han realizado por estos días, motivando a estos niños(as) a crecer con la buena costumbre de sumergirse en el mundo de las letras.

Sin lugar a duda, son experiencias inolvidables que de una u otra forma podrán incidir en la visión de mundo de estos pequeños en formación. Marisol Acosta es una de las encargadas de contar cuentos a través de la mitología y la leyenda, su espacio de trabajo tiene como elemento principal una arenera donde al final de la actividad, los asistentes pueden plasmar sus sueños a través de una imagen.

Desde la sencillez de leer un fragmento literario hasta yoga infantil, en la feria del libro hay un espacio enorme para los lectores de 0 a 17 años, un momento único en el año para compartir con los libros, sus autores y diferentes actividades.

Texto y Foto: Daniela Manosalva