Sintonía radial e intentar comunicar la verdad: papel del comunicador

La tarde del primer día continúo  con Fray Orlando Rueda, Socio del Maestro para la Vida Apostólica, con una charla agradable, amigable y con plena atención por parte del público, “Sintonía con la verdad”.

Por un recorrido etimológico describe a importancia de cada palabra para llegar al corazón de todo comunicador, la verdad. Sintonía es adaptabilidad,  también entendimiento entre dos o más personas,  pero a la vez puede ser la armonía, concordancia entre notas diferentes y por último, la animación, coincidencia del mismo tono.

Por otro lado,  la verdad es Jesucristo, quien nos hace libres. ¡La verdad es libertad!


La sintonía no es estática, se mueve. Siempre es nueva y cada día debe producir una renovación y para que el mensaje llegue debe haber  disponibilidad.

Señala que las condiciones para estar en sintonía con la verdad son tres actores: la autenticidad, ser fiel y sinceridad; segundo, cero interferencia y tercero la frecuencia.

Por último, indicó 14 frecuencias para sintonizar esa verdad. Inició por el silencio, una red de palabras y silencio, la acogida porque escuchar exige renuncia, quien escucha supera la prisa; palabras y silencio no son opuestas. Y continúa diciendo, que la palabra brota del alma, entre otras pistas o claves para tener más sintonía.

Por:

Clarisa Chaves Solano.