Le quitaron la tierra a 6 millones de personas: Marcelo Caruso

Un importante debate acerca de lo que se deriva con la negociación de La Habana, se dio en la Semana de la División de Ciencias Sociales.

Con la noticia del cierre de la negociación entre el Gobierno y las Farc, que significa que en las próximas semanas el presidente Juan Manuel Santos llamaría oficialmente a los colombianos a votar en las urnas por el sí o por el no en el plebiscito que refrenda los 4 años de diálogo, es importante que la comunidad académica proponga los escenarios pertinentes para la pedagogía y la discusión sobre lo pactado.

 

Marcelo Caruso, asesor de la Defensoría del Pueblo, hizo concretos cuestionamientos sobre la realidad del país en más de medio siglo de conflicto armado interno que, según el analista, ha dejado y propiciado graves conflictos sociales y económicos que hoy, son más graves que cuando se gestearon.

Uno de los temas más discutidos fue el de la tierra, donde el especialista afirmó que la gravedad es evidente al mirar sólo los 6 millones de personas víctimas de despojo. Así mismo se reflexionó sobre la labor de los colombianos y del Estado de, en lo que viene, construir la paz desde y para las regiones, en contraposición con esa visión centralista y urbana que, según los expertos, ha sido imperante en la historia del país.

Además, el representante de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, Danilo Rueda, insistió en que en Colombia aún hay graves violaciones a derechos fundamentales y que hay que llegar a la consolidación del Estado Social de Derecho por el que aboga la Constitución Nacional.

Aquí la entrevista con él:

La participación de ambos panelistas fue enriquecida con la interpelación de la comunidad académica que hizo sentir su preocupación y su interés por un tema transversal a la realidad nacional y que se hace cada vez más cercano. Uno de estos aportes es el de la docente Daniela Mejía:

Audio Player

 
00:00
 
00:00
 

Con la más reciente noticia sobre el cierre de la negociación y con el fallo de la Corte Constitucional que hace unas semanas declaró exequible el plebiscito, la posibilidad real de acabar con un conflicto de 50 años empieza a sentirse como un hecho real y como un acontecimiento histórico para Colombia y para el mundo. Sin embargo, el continuar la discusión desde el espacio académico es necesario para la construcción de la paz.

Por:

Santiago Ángel
Sebastián Araujo
Diego Ojeda