SOFA 2017 SE DESPIDIÓ CON GRAN ÉXITO

 

 

Durante cinco días el Salón del Ocio y la Fantasía se convertió en el escenario de diversidad de disfraces, arte, actividades de entretenimiento, videojuegos, fotografía, etcetera; así se le cataloga como el evento número uno en América Latina en cultura, informática y ciencia ficción según el portal web Enter.co, pero, ¿qué hace que SOFA
cobre tanta importancia?

 

 

El espacio que Corferias brindó para el SOFA no es más que grandes salones, sin embargo, los organizadores de este evento se encargaron de brindar a los asistentes la mejor de las experiencias adecuando cada lugar para las diferentes actividades, así se evidenció en los distintos pabellones; por ejemplo, del 15-22, hubo una especie de minimuseo para los seguidores de Star Wars, una saga que ha recaudado ganancias económicas por años. Hubo tiempo para películas como Juegos macabros y Maze Runner, en donde la persona jugó en cambios de roles, donde por dos minutos las personas fueron las protagonistas de
la película, escaparon de cadenas, en el caso de Juegos Macabros, o de un laberinto, en el caso de Maze Runner.

 

La palabra ‘’arte’’ en el SOFA no se refiere exclusivamente a las diferentes técnicas de pinturas, sino también a deportes como el skateboarding. Camilo Balbuena expositor de esta disciplina indicó que es importante resaltar el arte y la cultura en escenarios para que las personas exploren una apasión.

 

 

Para los seguidores del mundo geek, referente a los amantes de la informática y tecnología, brindó el pabellón SOFA Gamers, donde empresas como FIFA por medio de aparatos electrónicos dió la oportunidad a sus seguidores de jugar un partido amistoso conectándolos a través de una pantalla, se vivió dos pasiones, el fútbol y los videojuegos. Era inquietante el movimiento de este pabellón puesto que en cada lugar hubo decenas de personas participando en un sinfín de videojuegos, los cuales también fueron narrados por jóvenes que hicieron de su vida una experiencia emocionante.

 

 

Por: Jessica Camacho