ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto

La radionovela, retrato hablado de la realidad colombiana

radionovela

Haciendo un interesante viaje en el tiempo, esta crónica le sale al paso a la radionovela, formato radial que, durante décadas, reunió alrededor de aparatos transistores a miles de familias colombianas que, capítulo tras capítulo, vivían junto a los personajes, historias de suspenso, intriga, amor, maldad, bondad, perdón…

La radionovela marcó huella en el dial y sus muchas historias, por varias décadas, fueron seguidas por millones de colombianos de todas las edades cuya atención diaria giraba alrededor del eje del que se desprendían voces maravillosas, cuyo talento daba vida a caballeros guapísimos y valientes, damas hermosas, sufridas y atacadas por el destino, brujas, villanas, amigos solidarios, traidores, etc.

Así recuerda el  periodista y locutor Jimmy García Camargo a  Kalimán, una de las grandes radionovelas de todos los tiempos, no sin incluir en sus memorias a Chan-Li-Po, dramatizado cubano que inspiró la creación de Yong-Fu, adaptación de Emilio Franco quien experimentó con piezas provenientes del teatro español e incluso con traducciones y adaptaciones de los idiomas francés e inglés. Yong-Fu fue la primera radionovela colombiana que dio vida a un investigador chino con dificultades para hablar español. Su acogida fue arrolladora.

Los contenidos que transmitían las radionovelas permitían hacer conexión con las tradiciones familiares a través de expresiones que surgían de cada uno de los integrantes del núcleo familiar y es así como, en la esfera de lo popular,  este formato, cuyas raíces se remontan al radioteatro comenzó a generar transformaciones, por cuanto acercó a las familias en torno al dial y a la posibilidad de comentar juntos los sucesos que a diario se escapaban del aparato radiofónico para convertirse en motivo de diálogo entre sus miembros, quienes en cierta forma se identificaban desde lo personal apropiándose de mensajes cuyas enseñanzas bien podrían ser aplicadas a sus vidas.

En países como Venezuela, México y Colombia, entre otros, durante décadas la radionovela se metió en los hogares, en horarios matutinos y vespertinos, como invitada de honor de todos sus miembros quienes a su manera y, de acuerdo con sus edades, experiencias y vivencias,  se alegraban, sufrían, rabiaban, anidaban ilusiones  y albergaban esperanzas a través de personajes ficticios quienes, asistidos por la magia de voces, efectos y música, generaban historias dramáticas irreales, capaces de horadar mentes, emociones y sentimientos.

Esta crónica nos lleva a encontrarnos cara a cara con esas producciones y varios de sus protagonistas.

 Por:
Ivonne Rosio Ortíz y Maria Consuelo Caycedo, Universidad Santo Tomás
Ana Mercedes Suárez, Universidad Sergio Arboleda