A la altura de las circunstancias: Rock al Parque 25 años

Imagen 1 art 1

Rock al Parque 2019 sucedió y fue exitoso y felicitamos a todos los que fueron partícipes de esta celebración de las primeras 25 ediciones. Son muchos los que habría que nombrar porque directamente tuvieron que ver con lo que pasó este año, pero también hay que celebrar el empuje y la iniciativa de personas y entidades que hicieron de este festival el más importante de Latinoamérica en su formato gratuito y al aire libre.

De todos fue conocido el formato sinfónico con el que cerró el evento, y que la última interpretación le correspondió a Mario Duarte, pero es justo recordar que precisamente él tuvo mucho que ver con la idea original y también con el devenir del festival, por eso es válido decir que fue un gran reconocimiento para el cantante y autor, así como para la Orquesta Filarmónica de Bogotá que inició su participación en escena en el 2004 junto a Kraken. Este mismo acto de cierre convocó a Andrea Echeverri y a Héctor Buitrago, bajista de Aterciopelados que también tuvo que ver con esta institución de la cultura latinoamericana. Ahora bien, las presentaciones de La Pornomotora con Cristian de La Espriella y de Tequendama conformada por Amós Piñeros, Jota García, Alejandro Duque y Camilo Piñeros ex integrantes de Ultrágeno, Ciegossordomudos, Aterciopelados y Zyderal, respectivamente, seguramente configuraron un hecho de memoria para el público y un reconocimiento a estos músicos que le dieron en sus albores una identidad a Rock al Parque.

Artistas nacionales como Estados Alterados y Tenebrarum de Medellín, Under Threat y Morfonia, entre otros, presentaron un nuevo formato dentro de la programación que se dio en llamar show especial y son bandas que con su recorrido y por el trasegar de las bandas en pasadas ediciones del festival era indispensable reconocer su aporte al mismo. Tal y como seguro lo pensó la organización del festival, hicieron gala de lo mejor de sus repertorios y lograron conectar la historia con el presente de bandas que superan los 20 años de trayectoria en este caso.

Imagen 2 art 1

Las bandas de la convocatoria distrital tuvieron distintos matices sonoros y fueron desde el rock and roll más guitarrero como Tappan hasta el hardcore más querido de la capital hablando de El Sagrado. Pasamos por el rockabilly de Southern Roots y por el Ska de Banda Breska. Huelga decir que estas bandas también son de una trayectoria pero que han logrado mantener a lo largo de los años su sonido vigente y que son una muestra de lo que pasó con los otros artistas.

Ahora bien, lo que respecta a los artistas internacionales, la selección estuvo a la altura de las circunstancias, tanto por el peso específico de cada artista como por la ubicación en la programación. Pedro Aznar, El Tri, Babasónicos, Gustavo Santaolalla, Toxic Holocaust, Channel One Sound System, Acidez, Sodom, Fito Páez, Eruca Sativa, Rita Indiana y Deicide, entre otros, tuvieron muy buena acogida del público y así mismo estuvieron en escena. Cabe decir que hay punto aparte para la Filarmónica en cabeza de Sandra Meluk y Juanes que tuvieron que, por razones distintas, generar más unión entre la diversidad y lo lograron con creces.

El balance es muy positivo para el público que rompió récords de asistencia particularmente el lunes y no ofreció trabajo a las autoridades, tal y como es costumbre; muy positiva la organización en cabeza de Juliana Restrepo directora de Idartes que también supieron adaptarse a las dinámicas atípicas del último día y muy positivo también el balance de Chucky García como programador artístico. En conclusión, podemos decir que fue valiosa esta forma inédita de celebrar el festival gratuito y al aire libre más importante de Latinoamérica, que deja el listón muy alto y que aún no digerimos todo lo que pasó en esta edición 25.

Por: Camilo Páramo - 99 Beats por Minuto

APP ESCENARIO RADIO

Escenario en Video