Egresados de Comunicación construyen PAZ

Eran las 3:00 pm. del 21 de abril.  En  la entrada del Aula Magna de la sede central de la Universidad Santo Tomás se escuchaba el bullicio  de las personas que hacían la fila para ingresar al evento de la primera versión de Komunik y la séptima versión de la Semana de la Comunicación, organizada por la Facultad de Comunicación Social para la Paz. Se trataba de un conversatorio con algunos de sus egresados exitosos.

Dentro del aula estaban docentes, egresados, estudiantes e invitados. Mientras iniciaba, rodaba en las pantallas del aula y de toda la universidad un video que mostraba diferentes crisis que se han dado en las últimas décadas en el ámbito mundial, nacional y local. El video enfatizaba y evidenciaba el eje central de  la semana del 21 al 25 de abril de Komunik, Yo soy para La Paz, “comunicación y crisis”.

A las 3:20 pm., la decana, María Ligia Herrera, dio la bienvenida al conversatorio de egresados  tomasinos, de la Facultad de Comunicación Social para la Paz. Los invitados eran cinco profesionales que han tenido exitosos, los cuales cuentan su experiencia en el mundo laboral como comunicadores productivos y edificadores de paz.

Jhon Mario Gama, Alejandra Rodríguez, Felipe Alemán, Daría Ordóñez y Francisco Romero son egresados que han tenido distintas experiencias de trabajo con la comunidad y le dan lustre a  este programa, que nació hace 17 años y pretende trabajar por la comunidad y con la comunidad en busca de la transformación y el cambio social de Colombia,  con la fortaleza de la convivencia y construcción de un horizonte de paz.

Felipe Alemán, desde su énfasis Organizacional, es el egresado más joven, pero con grandes satisfacciones en el mundo laboral. Empezó como practicante en el campo de manejo de la opinión pública en la compañía Burson Marsteller, en la cual posteriormente fue contratado como profesional. “Para mí la comunicación es una sola”. Felipe, desde su experiencia, dice que los tomasinos son comunicadores con sentido social, capaces de desplegar procesos contextualizados y dinamizadores de paz. “Soy un vendedor de ideas empresariales”. Felipe es un promotor de la sensibilidad social y del enfoque propaz desde su profesión.


Enseguida tomó la palabra el egresado John Mario Gama, comunicador con énfasis en Educación. Con estilo descomplicado, inició su charla, recalcando que era malo haciendo monólogos.  “Cuando empecé a trabajar, entendí que la comunicación es una disciplina y requiere de ir más allá de las aulas”. Este pensamiento crítico acerca del mundo y de su quehacer profesional lo empezó a forjar con ayuda de sus docentes. Es necesario salir al mundo y reconocer a cada persona, cada espacio, tiempo y lugar, piensa Jhon Mario, quien trabaja desde la investigación y dice que desde allí se basa la construcción del comunicador con una función social.

Él resumió su experiencia desde el lenguaje no solo como un enunciador del mundo, sino también como una herramienta con posibilidad de transformar el mundo. Para finalizar, recomendó a los jóvenes que, si quieren ganarse un espacio laboral,  tienen que buscar algo diferencial como comunicador, rompiendo paradigmas existentes. Como, moraleja, señala  que estudiar en Colombia es un privilegio y que como comunicador no debe dar miedo narrar lo que haya que narrar.

Alejandra Rodríguez se abrió paso a la comunicación social desde el periodismo. Ella se graduó en  2007. Su experiencia expresa la importancia que tiene saber escribir, leer y ser críticos a la hora de comunicar y no perder la importancia de estar informados para lograr ser comunicadores críticos. Esto se logra abriendo la mente, piensa Ángela, quien invitó al público,  compuesto en su mayoría por estudiantes, a ser disciplinados, ser buenas personas y no perder la sensibilidad colocando granos de arena como constructores de paz.

Vino el turno luego para Francisco Romero, quien manifestó que ama lo que hace y que el periodismo ha sido su pasión desde siempre. Inició en Radionet haciendo reportería y allí descubrió el gusto por el tema del orden público y las tomas guerrilleras.  Ha arriesgado mucho en el ejercicio de su profesión, pero hoy en día es más cauto a la hora de exponerse a peligros, porque ya tiene una familia para la cual quiere preservarse. Este periodista se ha untado de sangre narrando, mediante crónicas en el periódico El Espacio, la violencia. Actualmente  trabaja en RCN La Radio.  Terminó su intervención señalando: “saber que el enfoque del comunicador para la paz continúa me pone feliz”.

La egresada Daira Ordóñez es periodista y comunicadora social del proyecto Observatorio de Políticas Públicas,  en Ecosalud, y relaciones públicas y producción en Openminds Cine y Fotografía.  Fue la última en contar su experiencia en el mundo laboral e incentivó a los jóvenes comunicadores de la USTA a ser periodistas, enriqueciendo el periodismo desde la verdad y la investigación, sin dejar de lado la sensibilidad.

El conversatorio terminó a las 4:40 de la tarde con un fuerte aplauso por parte de los asistentes del auditorio, para quienes resultó fructífero el encuentro con los ponentes y su charla sobre sus  experiencias en el mundo laboral a las próximas generaciones de comunicadores de la Universidad Santo Tomás.

Texto: Vanessa Osorio Bolívar