ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto
ESCENARIO RADIO
Hecho en la Santoto

Cochise, un guerrero sobre dos ruedas

cochise

 

''El ciclismo no es un juego, es un deporte. Difícil, duro y desagradable y requiere grandes sacrificios. Uno juega al fútbol, tenis o hockey. Uno no juega en el ciclismo.'' Jean de Gribaldy

Guayabetal, su tierra, pero el ciclismo su hogar, así es él, un campeón a carta cabal, así es él, un prodigio, una leyenda viviente que aún ondea la bandera de número uno del mundo, un conquistador en arena de emperadores, un guerrero imbatible, sí,  es él,  Martín Emilio “Cochise” Rodríguez.

Originario de zona paisa, nace a finales de la década de los 40s. “Cochise” es como popularmente se le conoce, debido a la identificación con el jefe Apache de similar nombre, dominó a diestra y siniestra los velódromos locales e internacionales por donde rodaron las gomas de sus ciclas. Pero el pasado 12 de septiembre, desaceleró e hizo una parada en la cabina de Escenario Radio y lo tuvimos como invitado en el mejor programa deportivo universitario, Escenario Deportivo.

Una bicicleta de carreras a un alto precio

El ex campeón, en cuatro ocasiones de la Vuelta a Colombia y hombre récord en la prueba de la hora, en tierras mexicanas, tuvo grandes retos a la hora de convertirse en una saeta imparable, tanto en la pista como en la ruta, que lo hizo inmortalizarse como el pionero del ciclismo colombiano.

Esto compartió Cochise en los micrófonos de Escenario sobre su tempestuoso arranque dentro de la disciplina: “Yo empecé prácticamente a la fuerza, mensajero en bicicleta en una farmacia. Tenía 14 años y debía ayudar en la casa ya que mi papá murió cuando tenía 15 días de nacido. Un compañero me dijo que corriera una competencia en Barbosa y no me fue bien debido a que mi bicicleta estaba lejos de tener cambios pero, ya después, pude conseguir una mejor. Empecé siendo un novatico muy joven… en un torneo me gané la bicicleta de carreras”.

Todos creerían que, cuando se toca la gloria el apoyo viene por montones, pero, en aquellas épocas de rocambolescos deportistas, “Cochise” tuvo la osadía de enfrentarse al mundo a pura virtud individual, corriendo, en la mayoría de las competencias sin un patrocinador fijo, y así, por motivos económicos tuvo que correr el mundial de ciclismo de 1971 con una bicicleta de velocidad, algo pesada y poco aerodinámica, lo que le daba una desventaja frente a sus adversarios, pero Martín Emilio tenía su objetivo claro “quería ser campeón del mundo, costara lo que costara”, cuenta mientras habla de su campeonato. 

Nuestro primer campeón

Pero, claro, su victoria iba a costar, con una bicicleta que pesaba más de 10 kilos, tuvo que romper a puro músculo, los cauchos de los otros corredores que se reunían en el velódromo de Varese, Italia, ciudad norteña de la península. Así que en la prueba de 4000m persecución individual, con su voluntad en las piernas, empuje en sus brazos, berraquera en su corazón y sobre todo, terquedad infranqueable en su alma, venció al favorito, el suizo Josef Fuchs, coronándose primero de la prueba en aquel 1971, siendo el primer campeón del mundo que nacía en tierras colombianas. 

Y como era obvio, el triunfalismo no podía esperar, a causa de su inesperada victoria, el “guerrero indio” fue llamado por, el entonces presidente, Misael Pastrana, quien le prometió una casa, que hasta hoy sigue esperando: “Hoy en día, afortunadamente, el deporte está mejor remunerado, no como en ese tiempo, que solo daban saludos, medallitas y complacencias”.

Sus logros no se quedarían ahí, además de los triunfos en los juegos Bolivarianos y Panamericanos y bajo la batuta del equipo, ya extinto, “Bianchi”, logró ser el primer colombiano en un equipo extranjero corriendo cuatro grandes vueltas, en tres ocasiones el Giro de Italia, de 1973 a 1975 y un Tour de Francia, en 1975, siempre respaldando al múltiple campeón Felice Gimondi, un gregario de lujo para el ciclista Italiano. 

Ya pasaron muchos años y varias anécdotas, cientos de ciclistas y miles de deportistas, los Nairo Quintana, “Rigo” Urán, Fernando Gaviria, Mariana Pajón, entre otros, son los llamados a ser los máximos exponentes de este deporte para “Cochise”, pero sin lugar a duda don Martín Emilio “Cochise” Rodríguez es el capo de capos, es el ciclista que le abrió las puertas del Olimpo a los que hoy triunfan en tierras europeas , porque ya no los ven como “los indios de taparrabo”, sino como “indios guerreros, líderes y triunfadores” y como lo declara él: “A uno le queda el orgullo ser la apertura para estos deportistas que están incursionando”.

Pero, en verdad es a uno quien le queda el orgullo de nacer en la misma tierra de aquellos que con su esfuerzo enaltecen la bandera colombiana, intentando borrar las manchas de sangre del país, por los coloridos “maillots” de campeones.
Esta es la lección que nos deja “Cochise”: “Mientras me mantenga en condiciones voy a seguir montando bicicleta que es lo que nos apasiona”. Porque no hay nada más parecido a la vida que el mismo deporte, el mismo ciclismo.

 

Escuche aquí la entrevista completa

Por: Equipo Escenario Deportivo
Nicolás Benito - Hugo Cifuentes
Iván Alba - Alejandra Velázquez
Sergio Piedrahita - Julian Gomez
Andrés González - Diego Medina
Jonathan Acevedo - William Cortés
Daniel Beltrán